Entrevista con Ignasi Noguera, responsable de desarrollo de franquicia de Papizza

¿Cuándo y de qué modo nació la marca? 


Papizza nace como tal en el 2008 de la mano de Paolo Maglia (fundador e ideólogo del concepto) fruto de su pasión por este típico producto de la gastronomía italiana. La entrada de Jorge Lurueña en 2014, con un bagaje y experiencia contrastada en restauración organizada, resulta clave para el proyecto. Con la profesionalización del negocio, llega el plan de desarrollo de franquicias y con él, la expansión a nivel nacional. A mediados de 2015 FOOD BOX se hace con la master franquicia para España y Portugal. Este se convertirá en el tercer concepto de restauración que integra el grupo desde su creación en 2014. Grupo participado por el Fondo de Inversión Nazca. Pulmón financiero, repercusión mediática, un equipo profesional especializado y proyectos ganadores serán los ingredientes de esta receta de éxito.

¿Cuál es vuestra estructura actual? 


Actualmente Papizza cuenta con 19 unidades operativas aunque antes de finalizar este 2015 el grupo contará con cerca de 28 sedes en funcionamiento.

Desde la central se recibe con mucho entusiasmo el interés que Papizza está levantando entre los inversores pero hay que crecer a un ritmo determinado.

Creemos y apostamos firmemente por un crecimiento sano y sostenido que pasa por analizar y estudiar con detalle cada uno de los proyectos para garantizar una expansión sólida y saludable.

¿Qué inversión inicial solicitáis para unirse a la red y cuánto tiempo estimáis que se necesita para recuperar la inversión? 


Papizza se presenta bajo tres formatos claramente diferenciados:

  • El formato Kiosko para locales en zonas de uso privativo como discotecas que requieren de entre 15 y 25 metros cuadrados de zona de venta con una inversión media de 80.000 euros.
  • El formato de local compacto para ubicaciones en centros comerciales o zonas urbanas Premium de entre 25 y 100 metros cuadrados con inversiones medias de 150.000 euros.
  • Y el formato de local estándar que arranca a partir de los 100 metros cuadrados y se convierten en locales destino al gozar de sala para degustar nuestras especialidades con inversiones de unos 200.000 euros.

Lo que convierte en Papizza en un modelo de éxito es que el reducido metraje requerido nos da acceso a rentas en zonas con un coste por metro cuadrado elevado haciendo posibles cifras de ventas espectaculares.

Fruto de ello somos capaces de dar plazos de recuperación de inversión por debajo de los 2 años.

¿Qué facturación tenéis prevista para el primer año y cuáles crees que son las ventajas de vuestro negocio para el que desee franquiciarlo? 

Papizza ofrece un producto 0 especulativo como es la pizza, un producto que tenemos integrado en nuestro dieta semanal. Presentamos nuestra gama bajo un aspecto atractivo, llamativo, saludable y actual. En un formato de local quick-service pero que cuida mucho los detalles: presentación de producto en vitrina, estética del espacio, preparación frente al cliente, etc. Parece imposible que a estas alturas aún queden mercados vírgenes y éste lo es.

Papizza está siendo recibida como un halo de aire fresco dentro del sector y Food Box no hará más que potenciar esta característica.

La facturación de los locales van muy ligada al formato de Papizza en cuestión, a su metraje y a la zona de implantación.

¿Qué requisitos de local necesitáis? 

Uno de los principales requisitos para el proyecto es la ubicación y a ella va unida una tasa de esfuerzo en renta importante pero que se ve compensada con creces con las ventas que genera el punto de venta ya desde el primer año. Esto nos permite trabajar con plazos de amortización muy cortos. 


La tipología de local varía en función del formato que se escoja para explotar la marca con o sin salida de humos.

¿Qué perfil del franquiciado buscáis? 

Papizza arroja una rentabilidad media del 20% un dato que está levantando gran interés entre los candidatos a franquiciado. No es necesario contar con experiencia dentro de la restauración pero sí muy valorable la capacidad de gestión y análisis.

¿Puedes describir las cualidades que distinguen a vuestra enseña de la competencia?


El mercado de la restauración organizada necesitaba savia nueva, conceptos que movieran al consumidor, con otro tipo de formatos, que se ajustasen a sus hábitos de consumo. Nuevos operadores de franquicia con ganas de revolucionar este entorno para decir en voz alta que “no todo está inventado…!!!” Food Box es esta savia nueva y ofrece proyectos diferenciados para diferentes perfiles de inversión de la mano de unos profesionales altamente cualificados que generan confianza y aportan criterio.